Si, ese es el mejor título que se me ha ocurrido para este artículo que lo único que sirve es para inflarme el ego y la depresión de tener tanto que hacer y nunca ponerme en serio a hacerlo.

No tiene ningún misterio esta entrada, he abierto mi Evernote tras un par de meses desconectado de ella y he visto 87 entradas de 87 relatos. Tranquilos, no cerréis aun la pestaña, no voy a poneros ochenta resúmenes. Voy a seleccionar los que más me intrigan, atraen y me llaman a la hora de ponerme a escribir (Aunque con mi manía a ser puntilloso lo que acabo por hacer es explicarme a mi, porque solo me sirve a mi, quien construyó ese pozo, cuándo lo construyó y cuánto tiempo lleva en activo),  pero no os entretengo más.

Aquí están mis proyectos más atractivos:

El Umbral

El joven Ruben Sanchez Mejira se traslada a su pueblo de la niñez como parte de su terapia contra la agorafobia. Allí se enfrentará día a día a sus terrores mentales. Pero no serán los únicos: un hombre vestido completamente de blanco parece estar siempre sentado cerca de su casa. El misterio del hombre de blanco se acrecienta cuándo descubre en el trastero un viejo diario de su abuelo que relata los descubrimientos prohibidos que el anciano había plasmado en las páginas del libro.

Cupido

Cada martes aparece una pareja asesinada. La policía trata de ocultar a la prensa el aspecto de los cadáveres, pero con el quinto crimen se revela la horrible visión que esculpe el asesino en sus víctimas. Todas ellas han sido cosidas con cuidado quirúrgico en una postura sexual distinta. La prensa no tarda de bautizarlo: Cupido. Un asesino implacable que semana a semana se va alterando más y más.

El Bibliotecario

Un joven encuentra un trabajo en la biblioteca de su pueblo gracias a un amigo común de su familia. Llevaba años sin pisar aquellas calles cuándo se encuentra con una amiga de la infancia. Recobran su amistad, intimando más y más al  mismo tiempo que recobran un recuerdo que creían perdido. Una pesadilla. Un ente atroz que los visitaba en sueños cuando eran niños y que obligo a muchos padres a mudarse de aquel pueblo para que los terrores nocturnos desaparecieran. Ahora a vuelto, y esta hambriento.

Prisiones Mentales

Laura Ochoa esta retirada del servicio activo del CNI, como favor personal accede a hablar con un preso recién capturado. Un experto en fugas que apareció de pronto en una carretera cubierto de restos de más de una veintena de personas. Lo único que logra sonsacar del presto es: ¡Viene a por mi!

Dawnfall

Un pueblo de carretera del medio oeste americano de viviendas unifamiliares de fachadas blancas y cercados de madera. Dawnfall lleva subsistiendo de mala manera desde que las minas de estaño se agotaron a mediados del siglo pasado, pero todo cambia cuándo llega a la ciudad un nuevo alcalde. Años después, una pareja sufre un accidente atravesando la ciudad y despiertan en la cárcel del pueblo. Nadie les habla, ni les miran. Son las doce y doce minutos.

La Noche de los Loberos

En una cabaña en los límites de los bosques gallegos, una pareja contempla aterrada como la tormenta se torna a cada minuto más violenta. A lo lejos, entre la lluvia, vislumbran los árboles agitados y más allá fulgurantes brillos amarillos, ojos de lobo. Ambos se encierran en el salón avivando el fuego y rezando cuándo escuchan en la puerta un arañazo y dos sonoros golpes. El lobero había llamado a la puerta.

Tren hacía la media noche

Un tren de largo recorrido. Trescientos pasajeros. Veinte vagones. Se va la luz en el última vagón durante setenta y siete segundos exactos. Al volver encuentran un cuerpo destrozado, un pasajero totalmente mutilado en el más absoluto silencio. La gente aterrada comienza a cambiar de vagón mientras un policía fuera de servicio trata de encontrar alguna lógica. La luz se va por segunda vez. No será la última, y aun queda mucho viaje por delante.

 

Y hasta aquí. He dejado varias fuera que me gustan mucho, pero prefiero dejarlas para futuras entradas si os ha interesado esta.