Tengo que admitir que esta serie la descubrí por casualidad, recomendada fervientemente por cierto gato que tiene la tendencia a viajar a lomos de un Tiranosaurio con rayos láser en los ojos. Gracias a esa recomendación tengo el placer de hablar de una serie de animación que nos hace recordar los mejores años de los simpson, cuando no habían muerto y resucitado en forma de zombie que de cincuenta chistes acierta uno.


Pero Rick y Morty no usa el humor típico de los Simpson, se acerca más a Padre de Familia, pero con mucho más cinismo y mala baba. De entrada tenemos dos reflejos oscuros de Marty y Doc, Rick y Mort son abuelo y nieto en lugar de amigos como en Regreso al Futuro (Amistad que debería abordar en un futuro), pero recuerdan a la famosa pareja. Aunque esta claro que Morty no es muy feliz de tener que seguir a Rick en sus aventuras, al principio va casi por obligación de ayudar a su abuelo.

Poco a poco va cayendo rendido ante el mundo que le muestra Rick, llego a pensar que si le sigue aun es por cierto paralelismo a la función de los compañeros del Doctor, controlar a Rick y que no se desmadre demasiado. Aunque demasiado podría significar partir el universo por la mitad, a ese nivel llega la tendencia a causar problemas, o provocarlos accidentalmente, de Rick. En un capítulo convierten el planeta entero en un mundo post-apocaliptico donde la humanidad ha mutado en seres horribles y putrefactos, solo porque Morty quería tirarse a la guapa del instituto y Rick es un pasota con sus creaciones. El desaguisado llega a tal categoría que Rick pasa de intentar arreglarlo (Bueno, en realidad lo intenta unas tres veces haciendo que todo el mundo se vuelva más y más monstruoso y vomitivo) y se va con Morty a un universo alternativo donde lo hubiera arreglado y hubiera muerto unos minutos después. A ese nivel llega la serie, no se contiene un solo segundo.

Sustentando esta serie no solo tenemos a Rick y Morty, contamos con una autentica tropa de personajes carismáticos y, en la mayor parte, horribles. La serie tiene personajes enfermos, crueles, egoístas, y que disfrutan del mal ajeno.

Rick Sanchez es un genio, la mente más inteligente del universo, y de los universos alternativos. Eso le ha llevado a ser un alcohólico, asqueado del mundo y de la hipocresía reinante a lo largo y ancho del universo. Se comporta igual que como ve que es realmente son los habitantes de todos los planetas. Y con todos esos defectos, es el mejor personaje de la serie, el que mejor nos cae desde el minuto uno, y es que es el más sincero, tanto con él mismo como con el resto. Aunque mienta más que hable, su comportamiento con para el resto es el más sincero de todos los personajes que vemos a lo largo de la serie.

Su nieto Morty le sigue en sus aventuras, como decía antes su función para mi es la de contención de Rick, de guiarle por donde debe ir, aunque muchas veces la moral del joven Morty le meta en más de un problema (Ahora me viene a la cabeza como se enfada con Rick por vender armas a asesinos y se pasa todo el capítulo tratando de salvar a la víctima para descubrir que esa inocente victima era la avanzadilla de un ejercito de invasión, teniendo Morty que cargar con la culpa de asesinarlo justo después de enterarse para salvar al universo) el muchacho es el mejor personaje a nivel de bondad, ética y moral. Es el espejo del espectador, pero la serie no le da tregua, demostrándole una y otra vez que ser tan bueno no siempre trae consecuencias positivas.  Pero no es un adalid de perfección, Morty es un adolescente, con muchas virtudes, salvo la inteligencia, es más tonto que un langostino, pero sigue siendo un muchacho condenado por sus cambios hormonales. Y tenemos un capitulo para ver ambas facetas y de paso como la bondad de Morty, de nuevo, le causa más problemas que otra cosa.

En la foto vemos el “juguete” que quiere comprarse Morty, así empieza el episodio, con Morty jugando como un mono en celo con su nuevo juguete. Pero la serie no se esta quieta nunca y da un giro para que resulte que esa muñeca sexual de alta tecnología sea en realidad una cámara de fecundación, creando un híbrido de Morty y la especie que creó el robot. Morty a partir de ese punto se convierte en una madre obsesionada con la seguridad de su niño, hasta el punto de la violencia contra él para controlarlo. Lo hace porque quiere lo mejor, y acaba fallando. La serie en estos aspectos se muestra muy cruda, los finales felices estan siempre aderezados con algo terrible y deprimente, como Rick y Morty llegando a un universo normal, y teniendo que enterrar a sus propios yos de esa realidad. En cualquier otra serie, ese hecho se olvidaría en el siguiente episodio, en esta, a pesar de su caracter, la aventura de la semana, se mantienen todos los cambios.

Morty, en un episodio posterior, le confiesa a su hermana que él ha tenido que enterrar su propio cuerpo en el jardín y que carga con ese trauma, para demostrarle que se puede sobrellevar cualquier cosa. Son esta clase de cosas las que marcan, sus chistes y animación son divertidos hasta caer muertos en un ataque de risa, pero todo lo que envuelve este rico universo es lo que la elevan por encima de cualquier otra serie.

No voy a olvidar a la hija de Rick y su marido, Beth y Jerry Smith. Un matrimonio hastiado el uno del otro. Roto desde el primer momento a causa de un embarazo no deseado que los unió para tener a la hermana de Morty y a Morty más adelante. No se llevan bien, no tiene nada en común, y siempre están discutiendo porque tienen tanto miedo de estar solos que se aguantan a regañadientes. Pero al mismo tiempo, tienen sus momentos para demostrar que más allá de todo ese asco por el otro, y el aburrimiento de un matrimonio moribundo, se quieren, de una forma enfermiza, pero se quieren. En un episodio, que en cualquier otra serie sería relleno puro, nos demuestran que da igual lo bien que les vaya en otras realidades, que no son felices porque no están con el otro. Es un matrimonio enfermizo, pero se quieren. Jerry odia a Rick, es tan idiota como Morty, pero le falta cerebro para entenderlo y se cree el más listo de todos. Es un publicista cuyo mayor éxito es plagiar a la competencia y esperar que no se note (Como es natural le despiden por inútil). Beth es una mujer con una carencia afectiva tan grave desde la infancia que no es capaz de entender que su padre es un peligro público, y le defiende a toda costa. Cirujana de caballos por no ser capaz de terminar la carrera de medicina, lleva al extremo su amor por los animales para compensar no haber cumplido su sueño de ser cirujana de personas. Una pareja tan imperfecta que son perfectos el uno para el otro.

Ya que estamos con Beth y Jerry, pasemos a la causa de su infelicidad, Summer, la hermana mayor de Morty y el motivo del matrimonio de Jerry y Beth. Una chica que ha sido criada por una pareja que la considera la causa de todos sus males, aunque no lo digan abiertamente, y eso la ha mellado tanto que esta obsesionada con ser popular a cualquier precio, incluso se siente celosa de Morty porque Rick le lleve a él en sus aventuras. Es la típica adolescente, tiene sus defectos, pero no deja de ser producto del hogar en el que se ha criado.

El resto de personajes no pasan de ser secundarios. Todos los cambios que sufren a lo largo de la serie se mantienen, haciendo que evolucionen, pero no tienen mayor importancia una vez completado el arco que afectaba a nuestros protagonistas. Aunque tengo que mencionar a Unidad, una antigua pareja de Rick (Una entidad que conquista planetas subyugando a su población y convirtiéndola en una sociedad perfecta), en ese capítulo (Junto al final de la segunda temporada) se nos da mucha información sobre Rick y su forma de ser. Le comprendemos un poco mejor gracias a Unidad. Aunque tenemos demasiada información de los gustos sexuales de Rick.

En cuanto a la trama, ya lo he mencionado más arriba, es la típica monstruo de la semana, pero mejorada. Todo lo que sucede en cada episodio tiene su repercusión en los posteriores. Se mantiene la coherencia en ese aspecto, haciendo que cualquier cosa que ocurra a lo largo de los episodios pueda volver de cualquier forma, ya sea para mejorar la autoestima de Summer, o para anunciar que van a tardar año y medio en sacar la siguiente temporada (Ojala te hubiera matado Beth, asqueroso monstruo minúsculo). El último episodio de la temporada dos lo demuestra, vemos el final de un arco que ha ido desarrollándose siempre de fondo desde el final de la temporada uno, no cuento nada de él porque es grandioso y no se ve venir.

Para terminar comentar que la animación es algo tosca, producto de un presupuesto bastante ajustado en la primera temporada y mantenido en la siguiente, pero tiene la suficiente personalidad como para que no nos importe. Además sabe jugar muy bien con toda la ciencia ficción para darnos mundos increíbles con cuatro trazos. Y a pesar de los diseños simples, el resto de aspectos de la animación brillan por si mismos, las escenas de acción lo demuestran, con un despliegue de medios que nos dejan con la boca abierta de lo espectacular que es muchas veces. Me viene a la mente un episodio con unos seres que existen al arraigarse a los recuerdos de la gente, en pantalla nos presentan medio centenar de seres y luego se desata el caos, y no se ve ningún defecto en todo ese capítulo.

Mención especial al doblaje, tanto el original como el español se lucen con un trabajo soberbio. Encajar tus diálogos a los eructos desenfrenados de Rick es digno de elogio. Además de que las voces están muy bien elegidas para cada personaje.

Una serie que demuestra que la animación no es solo para niños y que deberíais estar viendo ya.

Este episodio es DIOS.