Venga, vamos con otra novela visual del genero Eroge, por vender más porque están metidas con calzador las escenas subidas de tono. Sería más sutil si de pronto apareciera Michael Bay, tirase una bomba y luego pusiera la escena erótica.

Para quien no lo sepa, el Eroge es un género de la novela visual hentai. No confundamos esto con el porno, hagamos el favor. Básicamente porque el porno y esto se parecen lo mismo que una silla y el tercer planeta del sistema de Alfa Centauri. Los japoneses son muy suyos y censuran cosas muy raras para luego mostrar otras aun más raras, pero se esfuerzan una barbaridad.

En la mayoría de casos la diferencia entre una obra normal y el Eroge o el Hentai es que hay gente desnuda y haciendo bebes. Ya. Se esfuerzan lo mismo en historia, personajes y diálogos. Se basan siempre en arquetipos, historias manidas hasta el hastío, pero siempre son capaces de arañar algo de originalidad. Y para mi eso es más que suficiente para tolerar lo forzadas de las escenas de follisque.

Además, os resultara curioso (Salvo que seáis aficionados al género) pero tarde unas seis horas y media en ver aparecer el hentai propiamente dicho. Pero me estoy adelantando.

¿De qué trata Supreme Candy?

Es la historia de Yuu, un joven con una depresión crónica que no para de hundirse la moral de manera constante y sin paliativos. Su forma de afrontarlo es crear a “ÉL”, una voz en su mente que no para de destrozarle la moral y convencerlo de que la humanidad es malvada, que debe estar solo, que debe usar la violencia. Yuu es un muchacho que se cree despreciable, asqueroso y egoísta. Alguien que no se merece nada ni a nadie, que estaría mejor solo sin molestar a los demás. No es que se crea mejor que los demás y quiera alejarse de la “escoria”, es que se considera escoria, una basura que oscurece el mundo de los demás causándole daño. Muy alegre el muchacho, por lo que veis.

Y un día por casualidad se encuentra un paquete de caramelos de dos colores: Rojo y Azul. Si se toma el caramelo rojo se vuelve un niño, si se toma la azul, volverá a su edad. Ese poder es lo que le ayudará (O no) a curarse a sí mismo y abrirse al mundo.

Hasta aquí lo que viene siendo un prologo. Aunque no es un prologo realmente porque se tardan sus buenas cuatro horas en llegar. A partir de aquí vienen las decisiones que nos llevaran a los diferentes finales.

Así la historia se podría dividir en tres partes muy diferentes:

  1. Yuu explicando quien es y que sucesos le han llevado a ser así.
  2. Yuu encontrando los Supreme Candy y usándolos para abrirse a las chicas, aquí van las decisiones.
  3. Yuu disfrutando de los diferentes finales que son tan largos como el primer punto, pero sin decisiones.

Solo he jugado dos rutas, pero creo que será suficiente para una reseña. La primera me llevo de boca contra el final malo sin darme cuenta. Solo intente ser amable con todas las chicas, entendía todo lo que me decían y por eso me dieron la patada al final malo. Lección del juego, no puedes ser amable sin querer acostarte con alguien. No me des la opción de ser amable e interesarme por una, no. No te vaya a dar algo.

La segunda partida use guía porque resulta que soy tan listo que escogí una de las novelas más complejas de obtener los finales.

No entraré en muchos destripes porque gran parte de la ruta no se descubre hasta pasados dos tercios del juego así que no es plan estropearlo, pero comentar que la chica que elegí era mi personaje. Era un calco, ambos personajes se creen tan poca cosa que están enamorados mutuamente y no se lo dicen porque se creen escoria. No estoy estropeando la experiencia, se ve en el segundo dos.

Ese puede ser uno de los puntos negativos de la historia. Cualquiera es más listo que Yuu y ve venir todo (Al menos en mi ruta) lo que ocurrirá. No solo más listo que Yuu, más listos que el guionista. Pero muchas series pecan de ese aspecto, usar una trama simple y previsible para hacer bien el resto de aspectos. Aquí se queda un poco a medias debido a que llega a resultar muy molesto ver lo ciegos que están ambos personajes y que tarden tanto, pero no tengo la perspectiva cultural japonesa, puede ser algo común.

En aspectos positivos, los alivios cómicos tiran mucho del humor absurdo y picante. En gran medida con la figura de los padres de Yuu, a los que les falta hervor y medio o tienen sordera selectiva. En fin, una imagen valdrá más que mil palabras:

2lmnzYI.png

Si, son los padres usando disfraces para sus aventuras matrimoniales. No es lo más raro que hacen, lo garantizo. Llegan a pedirle a Yuu su cuarto para una fantasía erótica, o malinterpretan  cada palabra de Yuu como pensar que quiere forzar a la vecina por decir: Voy a darle algo dulce.

Es tan, pero tan absurdo, que me tengo que reír.

Por suerte otros personajes no abusan de este tipo de humor y lo dejan en exclusiva a los padres. Así puedo disfrutar de la amiga de Yuu y sus salidas a los Sherlock Holmes.

También se esfuerzan mucho en que veamos que Yuu es un buen chico pero con un grave problema de autoestima y una mentalidad autodestructiva. Se agradece el intento, pero como comentaba más arriba, después de horas, y horas, y más horas de juego, llega a cansar encontrarte este tipo de escenas:

2016-11-16 (7).png

El tío no para de insultarse y vilipendiarse, que me creo que piense así aunque sea evidente que no es cierto porque es un encanto de persona, que vela por los demás y más majo que las pesetas. Pero no lo fuerces tanto.

La mayoría de actos altruistas que realiza acaban trasformados en su mente en algo egoísta que lo ha hecho por un motivo oculto. Y claro, eso no es cierto, pero tarda lo suyo en darse cuenta.

La conclusión es que es un juego que te exige bastante. Tarda mucho en arrancar, porque se plantan un montón de horas para que veamos a Yuu y le entendamos. Algo que podría haberse reducido un poco. Peca de bastante falta de animaciones. Reutiliza mucho los fondos negros y fondos vacíos para no tener que dibujar a los personajes en poses extrañas. ¿Qué este personaje se cae? Fundido a negro, te lo decimos y ya si eso te lo imaginas.

Tiene una historia que te interesa leer, porque muchos personajes tratan de salvar a Yuu de su propia mente con diferentes métodos. Como ser optimista, obviar la realidad más dura, etcétera. La mejor forma de indicaros que la historia te puede llegar a enganchar es que me trague cinco horas de presentación con interés a pesar de los fallos.

No la recomendaría como lo hice con la anterior novela visual porque esta te pide mucho tiempo y bien es posible que a la mayoría no os compense. Pero si os apetece darle una oportunidad os doy un consejo. Guardar antes de la primera decisión, para poder ver todas las rutas. Que es algo que yo no he hecho y me da mucha pereza volver a empezar.

Aunque he disfrutado con la historia de amor que elegí para Yuu con sus arquetipos y clichés me acabo encandilando (Luego todo esto se lo cargó la escena de sexo) y sacándome una sonrisa al verles perder sus miedos.