Me encanta esta película. Es un poco olvidable, y por eso tardo tanto tiempo en volver a ella, pero la adoro. Es la adaptación perfecta del juego de mismo nombre. Si Warcraft tomaba la esencia y la historia y la adaptaba, esta película hace lo mismo pero con un argumento más libre.

Nos encontramos con una aventura ligera, divertida y de acción entretenida. Algo que últimamente estamos perdiendo y que gracias a Marvel podemos mantener a flote: la película del verano.

No es de extrañar que esta película sea tan ligera, con reminiscencias a Piratas del Caribe y con un amplio abanico de humor. Es una producción de Jerry Bruckheimer, eso es sinónimo de calidad como entretenimiento puro (O lo era, hace demasiado que no lo veo en cartelera) con la propia Piratas del Caribe o La Roca como principales ejemplos.

La dirección, por otro lado, se esfuerza muchísimo en reflejar el arte y la estética del juego. Los planos, las acrobacias, las peleas, todo nos va a recordar a Prince of Persia. El ataque a Alamud del príncipe es prueba palpable, trepando por la pared con las flechas que van lanzando sus hombres, como salta de un lugar a otro, o esa maravillosa toma aérea que lo encuadra a punto de saltar y que tantas reminiscencias tiene a Assasin’s Creed (recordad que este juego es el padre de los asesinos).

Los actores tienen la garra suficiente para que les apreciemos y nos ganen. En especial Jake Gyllenhall como protagonista, adoro a este chaval. La princesa tiene fuerza, aunque se la quitan un poco al final (Lleva toda la película luchando a espadazos y luego trata de convencer hablando al malo, pues me saca un poco del personaje). Ben Kingsley siempre es un diez, da gusto verle es como Morgan Freeman, la película podría ser un desastre y él solo seguiría levantándola en sus escenas. Los hermanos de Dastan son funcionales, hacen muy bien su papel pero son más bien estereotipos. Lo mismo podría decirse del Rey, los papeles no están diseñados para destacar.

El personaje que si destaca es Alfred Molona que se hace con el control de sus escenas. Tiene una vena cómica que aprovecha muy bien. Es el punto de humor más moderno, siendo un “empresario ligeramente corrupto” que odia los impuestos. Es un roba escenas, aparece y te olvidas de todo, solo quieres oírle hablar porque es risa tras risa.

Pero unos buenos personajes sin una buena historia detrás no van muy lejos, y esta es buena. Una aventura clásica de traiciones, falsos culpables y persecuciones. Teniendo a un traidor en la corte que trata de hacerse con el control de las Arenas del Tiempo para cambiar el pasado y Dastan como el presunto culpable huyendo con la princesa Tamina.

Tiene un par de fallos perdonables, el primero es sencillo ¿Por qué creen ciegamente que Dastan ha matado a su padre? ¿Qué ganaría con ello? Nadie se para a pensar en ello, lo persiguen como a un perro y ya. Esta la perdono porque es algo menor de alguien puntilloso.

La otra es de la princesa, lo he mencionado antes pero no me gusta nada que la desarrollen como alguien duro y diestro, educado para dar su vida en caso de necesidad y que luego se convierta en una dama en apuros en el clímax, me molesta bastante. Haberle puesto un asesino a luchar contra ella, si, salva a Dastan del líder de los asesinos, pero no es suficiente para mi gusto.

Cómo veis no son fallos graves, uno es ser puntilloso y el otro es por el bien del clímax, al menos hicieron una princesa guerrera. Por cierto ¿Por qué es princesa? ¿Dónde esta su padre? Entiendo que Dastan sea príncipe, pero ella no. Ella es la líder de su ciudad ¿Por qué no es reina? Esto es culpa de Disney. No soportan a las reinas.

¿Lo veis? Puntilloso.

La película es un gran entretenimiento. No dudéis en darle una oportunidad. La merece. Haber si tengo suerte y se convierte en una pieza de culto.