Esta entrada es particular, en verdad no tanto la mayoría nacen del mismo modo, la he visualizado hace unos minutos y estoy escribiendo ahora mismo las líneas generales para ahondar más adelante sobre ella.

Ha sido un libro el que me ha llevado a escribir estas lineas, en concreto sus sinopsis: “Un joven herrero que no cree que va a llegar a nada en la vida pero de pronto descubre que tiene la habilidad de traer demonios a su mundo. Una habilidad que solo los nobles pueden poseer […]” Hasta aquí leí. Ya vi la mayoría de giros de guión, el viaje del héroe y los puntos claves. Puede que luego me equivoque pero de entrada ya he visto esa historia en mil libros.

El típico joven que cree que vale más de lo que es (Luke/Eragon/Taron) que acaba encontrando algo que le hace especial (Fuerza/Magia/Espada Random) y por arte de magia se vuelve el ser más importante de su mundo y que debe derrocar al mal primigenio que asola dicho mundo (Eragon no sabe ocultar bien este cliché. Star Wars si que lo logra. En cuanto a Taron me basó en la película y me encanta el giro de que no sea Taron el que venza por lo que al final no me sirve de ejemplo para esto).

Lo que quiero decir es que siempre es lo mismo, punto A, punto B y punto C con diferentes vestidos. Es como un Action Man, todos tienen el mismo cuerpo y solo cambiaba el traje. Y es aun peor cuando dices a la cara de que esto va de elegidos. Le quita toda la gracia a la historia.

“No, tú eres el elegido. Liberarás a todos y vencerás al malo” Dicho por alguien muy sabio en las primeras diez páginas (cincuenta si son sagas). Pues bien, ya me has contado el final. Ya no tiene gracia. Sé que va a ganar porque no me das ningún motivo para dudar. La profecía se cumple paso a paso sin titubeos por lo que no haces más que confirmarme que va a ganar ¿Dónde esta el misterio si me dices a la cara que va a ganar el bueno?

En esto Harry Potter lo hizo de una manera inteligente, te decía que Voldemort debería elegir a su enemigo y luego te dice que caerá. No implica que el protagonista vaya a salir ileso. Por eso cuando toca el camino al bosque prohibido al final de las reliquias de la muerte nos creemos que Harry va a caer, que la victoria recaerá en Neville que era el otro posible elegido. Además de que teníamos a Dumbledore para explicarnos que las profecías son solo posibilidades que dependen de los protagonistas de la misma. Si Voldemort la hubiera ignorado no habría pasado nada.

Luego tenemos casos como Eragon que por mucho que fuerce la maquina, el muchacho sale ileso porque la trama le necesita vivo. Hace magia la primera vez y casi muerte, todo nos indica que debería haber muerto. Esto se repite varias veces porque el personaje no aprende, sigue siendo un niño inmaduro pero con una carcasa de dureza y orejas de elfo. Saphira o el propio primo de Eragon llegan a evolucionar más coherente y natural. Eragon no. El narrador fuerza la historia para que Eragon aprenda lecciones que comprende demasiado rápido para lo que es el personaje. Por poner un ejemplo, cuando aprende a absorber energía para no desmayarse al usar una magia. La lección es que absorberla del entorno es malo y en una línea te lo resuelve porque a Eragon le repugna ver como su acto mata a miles de seres (Insectos y hierbajos).

Es un niño, le están dando un poder inmenso y en un párrafo aprende la lección de que eso es malo. Pues no me lo creo. Eragon evoluciona demasiado rápido porque a la historia le conviene para el tema de ser el encargado de derrotar al malo. Es una mala evolución porque la notó forzada, le das poderes y luego lo aleccionas de una forma breve (Que me gusta que se tome la molestia de explicar porque tiene límites como mago, pero hazlo bien).

Pero esto es solo un problema dentro de otro, que ya analizaré en su momento. El problema principal es el elegido. Luego vienen los secundarios como las evoluciones forzadas para que la historia se adapte a esa profecía que ya has dejado clara en los primeros compases.

Además es demasiado obvio, demasiado repetitivo y demasiado tópico. Ya he visto mil veces la historia de los elegidos cortados por el mismo troquel.

¿Por qué no retorcéis ese cliché? Otros lo han hecho, porque sigue siendo un modelo a seguir al pié de la letra que veo cada dos por tres en la novela juvenil, la fantasía o, incluso, la ciencia ficción.

Recordemos de nuevo a Taron y el Caldero Negro, en ella Disney dio un final inesperado. Esperabamos que Taron cogiera la espada mágica y se liara a mandobles con el villano hasta vencerlo, pero no ocurre eso. Al final es el alivio cómico el que se sacrifica por el bien de sus amigos, el que decide lanzarse al caldero para salvar a los suyos. Es un secundario cómico el que vence, no el protagonista con aires de grandeza y una espada mágica. Eso a mi me encanta, es inesperado y original; y coherente porque hemos visto que Taron es solo ego, no sabe nada de la guerra ni la lucha. No sabe usar una espada (Es la espada la que actúa por él) es muy coherente con lo que me están contando que al final pierda ante el villano que es un emperador que subyuga con su mera presencia. Al final vence el que no parece gran cosa, el que nunca tienes en cuenta y por eso puede llegar a lanzarse al caldero. Brillante.

O la propia Matrix que usaba en su favor las profecías al hacernos creer que Neo no es el elegido, que se han equivocado. Nos han presentado una profecía que se va a cumplir si o también, pero nos engañan al decirnos que Neo no es dicho elegido y que Morfeo se ha equivocado. Al hacer esto, aunque sea por poco tiempo, tu mente cree que Neo puede perder o que surgirá alguien diferente para salvarlos. De esta forma tan sencilla te rompen los esquemas y logran que el momento de Neo al darse la vuelta para combatir al agente Smith sea muy poderoso porque es el ascenso del héroe, el momento en el que Neo acepta su condición y se lanza a la lucha. Es como un bautismo de fuego.

Teniendo esa capacidad de retorcer lo conocido ¿Por qué seguir el mismo mapa? Tratar de desviaros del camino familiar, adentraros en lugares misteriosos y a lo mejor encontráis la nueva Harry Potter. A día de hoy lo único que veo es el mismo libro con distintos nombres y es una lástima.

¿Vosotros que opináis acerca de esta moda del elegido y la profecía que lleva tanto tiempo existiendo?