¡Ay, Roland! Es impresionante como te siguen dando camiones llenos de dinero para que los conviertas en explosiones cada vez más grandes. Tengo que seros sinceros, me alegro que le sigan dando dinero, puede que alguna le salga regular (2012), pero cuándo esta inspirado le salen auténticas maravillas de serie B hipervitaminadas.

Soy un fiel defensor de que Asalto al poder es una gran película de acción al estilo de Jungla de Cristal (Objetivo: La Casa Blanca tiene un protagonista mucho más ácido y parecido a nuestros héroes de los ochenta y noventa, pero Asalto al poder es tan entretenida por lo poco en serio que se toma a sí misma)

Y esa es la clave de Independence Day. No, en serio, esto no puedes tomártelo en plan profesional. Como lo hayan intentado hacer en plan serio les ha salido mal. Esto es una película chorra con doscientos millones detrás.  Es digna de Ed Wood, a nivel de guión. Es una chorrada tras otra.

Pero la adoró por eso. Cada escena que sigue es un salto. Si una película normal fuera escena a escena como si subiera peldaños de una escalera, Independence Day salta edificios enteros. No le tiembla el pulso en abrazar su estupidez y darnos las mejores escenas, los mejores diálogos y las mejores chorradas que puede dar.

¿Qué en la primera teníamos ese halo de melancolía, de que íbamos a perder y todo era muy la Lista de Schindler? Pues aquí no hay niña de vestido rojo. Aquí hemos cogido a esa niña, le hemos dado un fusil y la hemos subido a un robot gigante.

Se desmelena sin pudor. Empezando con una entrada que nos recuerda el famoso discurso de la primera. Los aliens envían ese discurso para alertar a sus refuerzos de que les han dado para el pelo. SIN TRADUCIR. Luego los aliens lo deducen por ciencia infusa, la misma que les ha permitido grabar ese discurso.

Ya desde ahí vamos hacia arriba.

La Luna tiene un cañón gigante, Saturno tiene un satélite lleno de cañones.  Hay una maldita nave desde hace veinte años en África y nadie se ha acercado a ella porque había una guerrilla local que lleva veinte años combatiendo a los alienigenas que se habían quedado allí.

Introducen la mente colmena, que ya se intuía en la primera. No solo eso, encima ponen a la reina en el centro del ataque, y luego le ponen una armadura, Y LUEGO, sale la reina de los escombros de su nave (La reina que mide cien putos metros) con un cañón en la mano y disparando a todo el mundo.

Meten escenas de tiroteos con los alienigenas, nos introducen más en su ecosistema y forma de vida.

La nave de mando ocupa todo el Atlántico, podría ir andando desde Asturias a Toronto sin mojarme los pies.  Dicha nave entra en la tierra arrastrando toda la superficie con su propia gravedad.

Los aliens entran en un bunker y la presidenta se planta delante de ellos y les suelta: No habrá paz. ¡Con dos ovarios! Esta perdiendo y le suelta una frase lapidaria. A esta mujer la voto tres veces si hace falta.

Y… Atentos que viene lo mejor. Si eso ya os parecía absurdo y guay al mismo tiempo esperar a escuchar esto.

¿Estáis atentos? ¿Seguro? ¿Seguro que lo estáis?

Antes de la nave de la reina, aparece otra en forma de esfera que todos los contactados llevan viendo desde hace décadas. La derriban, porque son muy listos y disparan antes de hacer cualquier otra cosa aunque queda claro que no es la misma tecnología ni cultura, y al rescatarla descubren que dentro hay una esfera blanca que es la última superviviente de una especie que se transfiguró en digital y que ha estado reuniendo a todas las razas que los aliens han estado exterminando para crear una resistencia y destruirlos.

CON. DOS. PUTOS. HUEVOS.

Aquí ya no hay límites. A Emmerich se le va la pinza y le da igual todo. Vamos a hacer la cosa más rocambolesca posible.

Lo mejor es que funciona, porque el tono es tan ligero y se nota que le da igual lo que esta contando que tragas y disfrutas. Da igual que el 90% de los personajes estarían mejor muertos, porque el otro 10% tiene carisma para parar un tren y reírse en su cara. El hermano de Thor te enamora desde la primera escena, Ian Malcom (No, nos engañemos. Sigue siendo Ian Malcom) se ha desmelenado igual que la película y va por la película derrochando diversión. Sin dejar de lado al negro rey que lleva machetes y mata aliens a patadas y el científico loco que le han puesto la voz de Woody Allen y le calza como un guante. Y me encanta porque le matan al novio y entre en modo berserk a cargarse a todo lo que se mueva.

Y aquí muere gente. Mucha. No se libra ni el apuntador. Les da igual que el actor sea bueno, malo, regular o sea  el que trae los cafés. Eso le da un punto a la película porque no sabes quien va a morir y quien no (Salvo el hermano de Thor, ese fijo que no muere)

Hasta Will Smith ha muerto fuera de cámara porque no quería regresar a la franquicia y le han dado la peor muerte de la historia.

Hablando de muerte, llegan a reirse en la cara del espectador cuándo hacen sobrevivir a un personaje continuamente. Un personaje que esta claro que esta escrito para morirse, y lo mejor es que el hermano de Thor lo dice: “Creía que estabas muerto”

Le preguntan ¿Por qué? y el otro contesta que no lo sabe, solo lo intuía. Eso es brillante.

Es pura diversión descerebrada, no puedo explicarlo de otra forma. Esto con el tiempo ira perdiendo interés, pero ahora mismo es como chupar helado del cuerpo de *Introducid vuestro amor platónico aquí*. Es un placer culpable y a mucha honra.

Pero alto, no os he dicho lo mejor. Al terminar dicen que hay más reinas, que regresarán y que no podremos defendernos de nuevo.

¿Solución? Pues que la bola mágica esta dice que somos la monda y que quiere que la humanidad dirija a la resistencia de especies del espacio exterior. Vamos a patear culos aliens a su planeta de origen.

Y cuenta con una de las mejores frases que he escuchado nunca para zanjar una película.

“¡Vamos a cargarnos alienigenas por un tubo!” ¿Existe una mejor forma de terminar una película? No lo creo. Es la mejor frase final de la historia, y por ello, vamos a usarla para terminar la entrada.

¡VAMOS A CARGARNOS ALIENIGENAS POR UN TUBO!

Aquí podéis haceros con ella si aun no la tenéis en vuestra biblioteca.

Independence Day: Contraataque [Blu-ray]