Una amistad nacida con once años. Un amor que se inflamó con intensidad en uno de los corazones (qué sepamos).

Severus solo me ha inspirado lastima y empatia en estos primeros años. Un pobre niño que se enamora de la única persona que le ofrece su más sincera amistad. Viene un hogar roto, con una madre que no puede darle el cariño necesario por culpa de un padre que parece disfrutar más de jugar al tiro al plato con su hijo que de enseñarle a montar en bicicleta. Es un personaje muy oscuro y hundido ya en estos momentos, se le nota en que puede convertirse. Por eso me da tanta pena que se enamore de su mejor amiga y no sea correspondido o que llegase demasiado tarda a confesarse.

Ambas opciones tienen la misma validez en la saga, pues Rowling nunca deja claro estos puntos. Ella solo  nos dio la imagen mental que tiene Snape, su visión. Por eso yo optó por pensar que llego tarde y mal. Snape se confesó cuando se creía perdido ante James y Lily lo rechazó, no porque estuviera con James, sino por el villano en el que se había convertido.

Lily no podía estar con alguien que la consideraba “eso” y que se aliaba con los mortifagos. Podía ser su amigo, podría amarlo, pero Lily no es estúpida. Jamás podría estar con alguien malvado (Aunque luego esta con James, pero eso da para otro artículo sobre mi animadversión hacia Sirius y James) y con cierto sadismo oculto. Inventó el Sectum Sempra, dudo que fuera para cortar cebolla.

Todo esto nos sirve de base para abonar la imaginación de los escritores. Tenemos que realmente Severus esta enamorado de Lily, así que podemos sacar petroleo de aquí. No puedo dar muchos ejemplos, no es una pareja que me llame la atención o que la haya visto en mis búsquedas, no suelo adentrarme en la primera generación.

Presupongo que los argumentos utilizaran la juventud de Snape para limarle sus comportamientos más desagradables y darle un final dulce con Lily y un pequeño Harry de pelo grasiento. Esto podría generar una nueva historia con James tocandole las narices a Harry Snape, pero estamos aquí por la pareja.

Le veo mucho potencial debido a que la propia Rowling dio esas connotaciones románticas a Severus y esa amistad duradera en ambos. Posible es, y me gusta pensar en ellos como la típica pareja que se quiere pero no dice nada hasta que es demasiado tarde. En este caso porque a Snape le dio por irse a la mili mortifaga.

Nunca sabremos que hubiera pasado si Snape hubiera escogido el otro bando, pero en mi opinión incluso con lo que hizo no se merecía esa obsesión así que me gusta de vez en cuando mirar dibujos de él con Lily, como el que encabeza esta entrada (Gracias Elena), para darle un poco de alegría. Lo sé, es extraño pero me da lastima el pobre. Sé que se lo ha ganado a pulso y me alegro que sufra por sus actos pero no esta de más darle algo de cancha de vez en cuando.

No he podido hablar mucho de las posibilidades que da, pero me apetecía hablar de ella aunque no la conozca en profundidad solo por la importancia vital que tiene en la historia. Sin ese amor Harry habría muerto.

Recordad, como final de entrada, el amor es la magia más poderosa.