Hoy vengo enfadado. Bueno, lo más correcto es rebotado y con muy mal genio por culpa de un energúmeno al que llamare Salazar Vazquez no me vaya a denunciar a mi también. Una de las cosas que más de destroza los nervios es que censuren y coarten por el mero hecho de que no tengo sentido del humor.

Pero, ¿qué ha pasado? Os lo resumo por partes. La primera:

¿Qué es Freakcast?

Freakcast es un podcast irreverente, como ellos mismos se denominan en el disclaimer preliminar a todos los programas que habla sin cortarse nunca en ningún tema. Son cuatro amigos, como podríais ser vosotros en un bar charlando, solo que ellos lo graban y lo suben a Ivoox para el disfrute de la gente que los sigue y les gusta escucharles hablar y contar sus historias.  Es un programa de humor de brocha gorda si lo escuchas una sola vez, irreverente y soez. Pero si logran que escuches el segundo se van convirtiendo en ese amigo simpático que te alegra las tardes. Llevo un año escuchándolos desde las sombras, sin comentar ni interactuar con su grupo en Facebook aunque los sigo en ambos pues siempre me sacan una sonrisa o una carcajada. No es más que eso, son como amigos a los que no has conocido nunca pero que los reconocerías en cualquier parte solo por su voz.

¿Y quién es Salazar Vazquez? Pues una persona con la autoestima por los suelos y el ego por las nubes. Una muy mala combinación. El tipo de persona que se cree el ombligo del mundo y al mismo tiempo cree que todos le atacan por envidia. No lo conozco, nunca he escuchado unos programas, pero solo hace falta leer sus comentarios en las redes sociales para tener claro que el pobre hombre tiene un grave problema. No solo por pasarse por el estrecho de Bering las leyes de escritura más básicas. Se enzarza el solo en discusiones unilaterales por comentarios que van con buena intención o quieren aportar otro punto de vista. Acuso a una oyente de terrorista solo por un comentario de la susodicha en la que dejaba claro que no le había gustado la forma en la que Salazar afrontaba y denominaba el asunto de Oriente medio. No solo la increpó, encima la amenazó con denunciarla como si cualquier palabra contraria a su orden mental fuera ir contra la palabra de Dios, aunque se diga con educación y buenas maneras.

Otro caso más sangrante. Salazar a abandonado Ivoox (Ahora iré con ese tema) y se ha trasladado a Itunes y a su página con sus programas de esoterismo. Un oyente le advirtió que Itunes para entrar te pide una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria, la solicita siempre para cobrar las películas, aunque tú solo vayas a escuchar Podcast que son gratuitos. Salazar Vazquez borro el comentario y lo acuso de querer mentir y envilecer y que su programa era gratuito. No se equivoca, es gratuito, pero no a todo el mundo le hace gracia poner sus datos bancarios en Itunes para escucharle si antes era infinitamente más fácil en Ivoox.

Todo esto ya deja claro que Salazar es el tipo de persona que ignora cualquier comentario o idea, es a su manera o en su contra. Ni los Sith son tan extremistas.

Bien, ¿Y el problema?

Freakcast publico el pasado sábado un programa, en el cual se metieron con SV (Para abreviar) durante una fracción del mismo, ni siquiera se le dedico la totalidad del programa. Todo ese segmento iba con clara intención jocosa y contra el personaje, que no la persona. Este tipo de comentarios se han dado en la práctica totalidad de programas de Freakcast hacía toda persona pública desde Mariano Rajoy, Pedro Sanchez, Pablo Iglesias, pasando por Torbe, Brian Singer, incluso entre ellos. Raro es el programa en que Agustín, Jesús, Frutos o Pablo no se acuerden de la madre que pario al resto. Todo englobado en un programa que exuda humor, da igual que clase de humor ya sea de brocha gorda, zafio, fino o más bruto que un arado tirado por dos vascos y conducido por un gallego borracho.

Hasta aquí lo habitual en el programa, meterse con Cristo y la madre que lo fundó. Lo raro vino cuando SV anunció que se iba de Ivoox (Plataforma en la que Freakcast también comparte sus audios, junto a millones de otros programas) y el grupo de Facebook comenzó a especular y bromear con el tema de que un programa desconocido, un programa que para encontrar a un oyente tienes que descubrir las ruinas de la Atlantida, hubiera conseguido que SV se fuera de Ivoox.

Freakcast es un podcast de nicho, le escuchan muy pocas personas y muy fieles. La mayoría de programas no superan las mil visitas así que tenía gracia pensar que un diminuto David había podido con un “Goliath”, añadiendo las amenazas.

Si, ese programa en concreto recibió multitud de amenazas de los seguidores de SV, de denuncias y quejas varias a pesar de que el programa señala en numerosas ocasiones lo que se puede encontrar. Es como untarte sangre por el cuerpo, tirarte al mar y quejarte luego de que un tiburón te ha arrancado la pierna.

A lo largo de esta semana entre esos comentarios de gente alienada (Seguidores con media neurona de SV) y los propios comentarios de SV en su muro hicieron la delicias del grupo de Facebook que no dudaron en irse al grupo de SV con una actitud bromista para comentar allí y reírse de la reacción de SV que cada vez parecía más enajenado.

Y no, puede que la actitud “trol” del grupo de Facebook no fuera ejemplar, pero no son responsables de que SV sea un borde egocentrico pues he leído los comentarios del grupo de Freakcast y son bromas internas, desde fuera parecen comentarios normales y solo el propio grupo de Freakcast entenderían la broma. Eso en primer lugar, y en segundo lugar, SV atacó a todos, incluido sus propios seguidores.

Vale, SV no esta bien, ¿Eso te enfada? No, cachopos benditos que no me enfada que un presentador con infulas no tenga educación aunque la exija.

Este miércoles noche, Freakcast grabó su siguiente programa, y como era menester, lo dedicaron a la que se había montado. Agustín Lobato comenzó con un monologo serio antes de dar comienzo a la programación habitual en la que explicaba que el comportamiento de SV y sus seguidores no tenía sentido en cuanto a que el programa es de humor, irreverente y lo advierte siempre. Así como unas sinceras disculpas a SV PERSONA, pues ellos se estaban burlando del personaje (Esto me lleva a pensar que SV se cree su personaje). Otra cosa no, pero Agustín Lobato es una persona que no dice las cosas sin pensar cuándo se pone así, o yo no tengo esa sensación. Así que Agustín explicó la situación, se disculpo con SV persona y aludió a que su personaje  no era precisamente nadie para quejarse tal y como trata a la gente que acude a él y como se ha comportado a lo largo de los años. Tras este monologo de cinco minutos volvió el programa habitual, el cual ni siquiera estuvo centrado en exclusiva en SV, como todos, la conversación dio mil vueltas posándose sobre infinidad de temas.

Os remitiría a los dos programas y al grupo de SV para que comprobaseis por vosotros mismos la situación y pudieseis formar vuestra propia opinión libre de mis prejuicios, pues es cierto que soy benévolo con la actitud de Freakcast pues no van con mala intención nunca. Pero SV se ha encargado de que nadie pueda tener una idea propia de lo sucedido borrando TODOS (Incluidos los de sus seguidores) los comentarios de su Facebook y denunciando a Freakcas obligando a borrar los dos programas.

Hay tenéis el origen de mi mala leche. ¿Qué clase de persona denuncia un programa que ven cuatro gatos y que claramente hace eso con todos? Ya lo he dicho más arriba, se han metido hasta con nuestro presidente en funciones y hasta ahora nadie les ha dicho nada. Absolutamente nadie. Llega SV y su ego y toma una denuncia porque no tengo sentido del humor ni de la auto-crítica.

No me hace ni repajolera gracia que un mindundi me diga que es lo que puedo y no puedo escuchar o reír, y es lo que ha hecho SV.  ¿No te gusta el programa? No lo escuches, no van a ir a violarte a tu casa y obligarte a escucharlo, es un programa de nicho, no es como si la COPE se hubiera puesto a insultarte de manera despreciable o Iker Jimenez te hubiera dicho en antena que te pegases un tiro. Freakcast se estaba burlando de tu personaje y de tu programa, no de ti.

Y aquí entra mi suposición de que no es la primera vez que hace esto y por eso se va de Ivoox, porque Ivoox ya estará hasta las narices de que este sujeto no pare de molestarles porque le han pinchado el ego cuatro mataós. Lo supongo por los comentarios del grupo de Freakcast de otro podcast al que le hicieron lo mismo y por el comunicado de Ivoox (Que he leído) y que deja entrever el hastío de tener que hacer esto de seguido con SV.

No me gusta la gente que juega y manipula las creencias de la gente para vivir como un parásito, pero que encima se haga el digno y se indigne porque se burlan de su personaje me revienta.

¿Qué puede que sea un pobre hombre que se ha visto superado? Pues puede ser, pero como SV no me ha dado ningún motivo para creerlo y muchos para pensar que es un palurdo que se cree mejor que los demás pues ha logrado que me posicione del lado de Freakcast y sus foyentes aunque sean unos salvajes (Como un servidor) tengan parte de culpa o no.

Esta entrada la he hecho del tirón con una ira que no os podéis imaginar así que puede que en unas horas la mire pensando que SV tiene motivos para enfadarse, y los tiene, pero no lo escribo porque se enfade. Yo también me enfadaría en primer termino si viera un programa que se ríe de mi, pero yo y cualquiera con dos dedos de frente tendría humildad y buen hacer de pararse y reírse. Hay que saber reírse de uno mismo antes de reírse del mundo. Me dejo muchas cosas en el tintero y otras tantas sin mencionar pero me despido y os emplazó el próximo jueves a escuchar Freakcast, que con un poco de suerte  zanjará el asunto y Agustín quedará coronado como el buen comunicador que es cuando quiere.