No creo que esta película necesite presentación. Estamos ante la tercera película más taquillera de Disney, y las dos siguientes son Frozen y Buscando a Dory. Hablamos de que tras más de veinte años sigue estando ahí, imposible de destronar. Se ha ganado ese lugar, es una de las mejores películas que ha hecho Disney y no es mi favorita porque esa posición la tiene La Bella y la Bestia.

Estamos ante un proyecto encargado al grupo B, la propia compañía confiaba más en Pocahontas que en las aventuras de Simba. Empieza a ser una constante que los mejores productos son los que más cancha han tenido para encontrar su camino. En este caso el camino parece bastante claro: Hamlet y Kimba. La obra de Shakespeare sirve como esqueleto básico para presentar los conflictos narrativos, mientras que la de Osamu Tezuka nos da elementos visuales.

El Rey León ya fue condenada por plagio y los creadores de Kimba ganaron la batalla legal, sin embargo me gustaría rescatar algunas declaraciones de los implicados de Disney que admitieron abiertamente que estaban inspirándose en Kimba y lo consideraban homenajes. Las semejanzas fueron demasiado lejos como para considerarse simples prestamos u homenajes, lo que acabo en dicha demanda por plagio. Sin embargo, dichos parecidos no dejan de ser estéticos a mi ver ¿Tienen la culpa de casi calcar ciertas escenas? Si ¿La historia en si también es una copia? En absoluto. El Rey León nos quiere hablar de otra cosa. En mi opinión se sintieron inspirados por Tezuka y quisieron demostrarlo de esta forma que salió regular.

Lo importante de El Rey León es la responsabilidad, el deber y el pasado. Nos habla de como no podemos huir de las cosas terribles que nos pasan, que siempre se quedarán ahí y lo mejor es aprender de ellas. Nos enseña a través de Simba y Scar como los sueños y ansias de poder pueden corromperse y destrozarnos. En el caso de Simba es más claro, vemos a niño que juega a ser Rey creyendo que todo gira a su alrededor y puede hacer lo que quiera desde su posición de poder, después ocurre la muerte de Mufasa que lo hunde. Su padre, el rey, ha muerto. Ni siquiera con todo su poder ha impedido eso. Justo después Scar llega para manipularle en su dolor y convencerlo que ha sido su culpa. En ese instante tenemos otro de los mensajes ligados al pasado. Simba no es capaz de afrontar esa culpa ni la responsabilidad de sus actos por lo que huye, escapa de tener que enfrentarse a la realidad.

Es una evolución constante de niño mimado, a adolescente que vive sin pensar en nada hasta llegar a un joven que ha aprendido que por mucho que corra no logra dejar atrás ni el dolor ni su pasado, debe encararlo. Esto lo vemos con Rafiki de una forma bastante simple con el truco del palo, y con Mufasa en su escena en las nubes. Todo va encaminado a que Simba acepte sus actos y sus responsabilidades y que dejar todo atrás no es una solución valida.

La película nos habla constantemente de esto y es a un segundo nivel, ni siquiera lo notamos hasta que pensamos en ello. De niño yo solo veía que Simba crecía y le iba a dar dos guantazos a Scar porque era el malo ¿Y por qué era el malo? Porque tenía cicatriz y hablaba como un malo.

Es al crecer y seguir viendo la película que vas escarbando en ella. Vemos claramente que Scar es un reflejo oscuro de Simba, lo que ocurre cuándo no huyes ni afrontas tu situación. Claramente Scar debió ser como Simba, alguien que ansiaba el poder por encima de todo, un deseo infantil que nada tiene que ver con la realidad. Pero, mientras que Simba aprendió por las malas que eso no es así, Scar siguió obsesionado con esa visión arbitraria de la corona. Su deseo de poder esta claro, no duda en matar a su hermano y a su sobrino para obtenerlo, pero su forma de gobernar es la que nos da la clave que sigue siendo un niño egoísta. El valle se muere con su mera presencia, las mandas huyen, la hierba se pudre y los ríos  se secan. ¿Y qué hace? Nada, la responsabilidad de cazar es de las leonas, a él solo le importa tener el poder de ser el REY. Nada más.

La gente ve en Scar un villano fallido por lo aburrido que es cuándo obtiene lo que quiere, pero opinó que es una decisión tomada cuidadosamente para transmitir lo que he contado más arriba. Querían dejar claro que Scar no deja de ser un niño mimado que no aprendió nada al crecer. ¿Cuándo vuelve a ser interesante? Cuando tiene un oponente al que manipular, cuando vuelve Simba a retomar el trono. Scar como rey es aburrido porque no sabe que hacer, siempre ha vivido a la sombra y conspirando, por eso vuelve a ser interesante cuando Simba regresa, porque Scar vuelve a un terreno conocido.

Scar es patético pero no fallido.

El Rey León nos ofrece todo esto aunado a una animación impecable que hoy día sigue dejándome boquiabierto. Pero su mayor virtud, la que creo que la ha posicionado tan arriba en todas las listas es el trabajo de Hans Zimmer. Sus composiciones elevan hasta cotas inalcanzables todas las escenas. La conversación de Simba y Mufasa al amparo de las estrellas; su retorno por el desierto; toda la escena de Rafiki, Mufasa y Simba; la coronación de Simba. Una y otra vez Zimmer nos hace vibrar con su música, es la herramienta perfecta para transmitirnos todo lo que la película quiere. Es una banda sonora épica y grandiosa que se te mete en los huesos y te electrifica cada célula con su poder ¿Qué más se puede decir si gracias a Hans Zimmer tenemos ese espectaculo visual que es la introducción? Disney cambió el principio original porque Zimmer compuso ese tema. Hasta ese punto la música del Rey León es importante.

Una película extraordinaria gracias a hombres extraordinarios.

Un imprescindible en toda biblioteca que se precie así que os recomiendo que os hagáis con ella, y os hago especial hincapié en la edición de Blu-Ray pues es espectacular a nivel visual y sonoro.

El Rey León [España] [Blu-ray]