T’Chala es el nuevo rey de Wakanda, un país oculto en África con una tecnología que pone en ridículo al resto de naciones del mundo. Ahora debe enfrentarse a su nuevo cargo y a los demonios que atraerá ese poder.

Marvel lo tenía complicado con este personaje, desconocido y con las amebas de siempre haciendo ruido en contra suya, pero se arriesgo. No tanto como habría gustado, pero ha decidido emplear un presupuesto millonario a una idea que podía salir muy mal a nivel de taquilla. Por suerte su buen hacer ha concluido con una película solida, un universo interesante que podría soportar una saga por sí mismo y sin necesidad de usar la fama y tirón del resto del universo fílmico.

Wakanda se nos presenta como un lugar maravilloso en el que me gustaría perderme solo para conocer todos sus secretos, mitos y leyendas. La película rasca una superficie y se llenan las uñas de diamantes. Lo mejor, en ningún momento olvidamos que estamos en África. Podrían haber hecho una ciudad muy tecnológica y genérica, pero en su lugar nos muestran un país que con una sola imagen reconocemos como África y nos enamora con su belleza y misterio.

Los personajes brillan, siendo los secundarios los mejor parados. No desmerece nuestro protagonista, pero la historia gira más alrededor del villano que de él mismo a nivel de personaje. Es Killmonger el que tiene más atención porque, a fin de cuentas, T’Chala tiene bastante claro que quiere hacer desde el primer tercio. O, al menos, es así como lo siento. La película nos muestra un protagonista que peca de ser blanco, tiene carisma, queremos que gane y es simpático, pero es muy Luke Skywalker. Por el contrario el resto de personajes los sentimos más grandes y mejor perfilados. Ayuda bastante el elenco contratado que es asombroso. Yo vería una película siguiendo a la hermana de T’Chala, Shuri y sus inventos; y creo que Marvel nos esta presentando a la próxima IronMan ( ¿Rescue estará al caer? ).

Como adaptación no puedo hablar, apenas conozco al personaje y es que yo crecí con la Patrulla X y Spiderman, no había colecciones de Pantera Negra (Aunque estoy muy tentando de hacerme con algún tomo, igual que ocurrió con Wonder Woman). Pero si que puedo comentar que parece que M’Baku y su tribu han tenido un lavado de cara que me gusta bastante. Habría sido muy ridículo tener a un personaje de dos metros diez vestido de gorila blanco con su cara incrustada en la boca del gorila. Este cambio ayuda también a la mitología de Wakanda, nos hacen ver que M’Baku es un rival, pero no un antagonista, solo busca lo mejor para los suyos y mantener las tradiciones que los hizo grandes. Se siente que es un líder con honor, si le van a usar de villano en la siguiente espero que se lo piensen muy bien y lo aborden con la dignidad que le han dado.

Como película, estamos ante un producto Marvel, es notable en sus escenas de acción y se preocupan por sus personajes para que no sea un batiburrillo de efectos especiales sin alma. Si que peca bastante de escenas oscuras y algunas decisiones que perjudican al buen disfrute de las coreografías, pero cuando tiene que ser espectacular, lo es. Es una película de James Bond en un entorno increíble.

Si tuviera que poner una pega son los villanos. Killmonger me encanta y Ullyses es maravilloso (Andy Serkins se lo pasa en grande y Ramón Langa nos regala una interpretación en el doblaje que hacen aun más memorable, si es posible, al personaje), pero tienen una pega ambos. Con Killmonger lo tengo fácil, llegado un momento pone cara de loco y no me convence, habían construido alguien con unas convicciones que entiendo, aunque su forma de enfocar la situación sea errónea es un personaje que llego a comprender, salvo en esa escena en que pone cara de loco sanguinario, era muy fácil quitar esa cara. Ullyses es una queja muy personal, da para mucho más y se le usa muy poco.

En conjunto estamos ante un solido notable alto. No llega a las cotas de las grandes del UCM, en parte porque es bastante predecible y en algunos puntos deberían haber optado por otra forma de encarar los golpes de efecto (Hay escenas que podrían ser resueltas de otra forma, aunque llevasen luego al mismo punto, bastante más original). Creo que es a causa de la propia Wakanda, presentan un mundo tan grande y unos personajes tan buenos, que han bajado el nivel con el hilo conductor a fin de no saturar y que nos regodeemos en lo maravilloso que es el universo presentado, algo parecido a lo que ocurre con Avatar, que para que traguemos mejor tanta información hacen que la trama principal sea muy sencilla y harto conocida.  Pero no tiene que revolucionar el género, Marvel no tiene porque reinventar la rueda con cada estreno, estamos ante una productora que al igual que Pixar, nos da un producto de calidad tras otro, unas mejores y otras menores, pero nunca por debajo de ser un entretenimiento digno. Lastima que a Marvel se la mire con lupa y se le tiren piedras solo porque han tocado la tecla del éxito monetario.

La conclusión: Black Panther merece la pena, y su universo merece una saga independiente.