Esto no debería ni escribirlo por lo dolorosamente obvio que es, pero a la gente no le entra en la cabeza y estoy muy harto de repetirlo así que lo escribo una última vez aquí y al próximo que tenga que sacar del error le grapo el enlace del artículo a la frente.

En esta ocasión no voy a hablar de sexismo y personajes femeninos, este campo lo domina mucho mejor gente como Suzume en entradas como esta. Así que, teniendo cubierto por ese lado el sexismo femenino con gente más preparada que yo, vamos a explicar la diferencia de sexualización y fantasía de poder. A ver si les entra en la cabeza a los duro de mollera.

Esto viene a causa del mismo argumento una y otra y otra vez: “Los hombres también están sexualizados, solo hay que ver a Kratos”

No, hijos míos, no. Kratos no es un personaje sexualizado ni mucho menos. Tendemos a asumir que llevar poca ropa implica que es una fantasía sexual cuando no es así, ni de lejos. No es la cantidad de ropa, es la postura y el como esta diseñada dicha ropa. No es lo mismo el bikini de Raquel Welch en Hace un millón de años que ir con cuatro jirones de piel sobre el cuerpo; uno está hecho para provocar y el otro es porque no necesitas más ropa, no sabes confeccionartela o se te ha roto.

Tengo para la mayoría de casos un detector casi infalible para detectar si lo que estas viendo es una fantasía de poder o una sexualización.

A) ¿Te lo quieres follar? Es una sexualización.

B) ¿Quieres ser él? Es una fantasía de poder.

No funciona en algunos casos pues depende y mucho del gusto personal de cada uno (Este test con gente como Thor pues falla un poco), pero si tenéis dudas esta simple pregunta la contesta. Pondremos de ejemplo a Kratos. Cuando lo veis ¿qué sentís? ¿Lujuria o deseo de poder? Es la cuestión principal: Kratos no alude a nuestra sexualidad, alude a nuestras ansias de poder. Quiere que queramos ser él, es una fantasía del poder que queremos tener nosotros.

Me enfoco sobre todo en nuestro mata-dioses favorito porque es el principal baluarte que se usa para hablar de la sexualización masculina. La mayoría de protagonistas masculinos de los videojuegos son fantasías de poder para que el jugador quiera ser ellos mientras juega. Ninguno de ellos está construido como una fantasía sexual; es un dolor de cabeza buscar un personaje masculino cosificado porque básicamente no hay. Mirad la portada del artículo de nuevo y veréis porqué; Kratos simboliza nuestro deseo de poder, de dar una bofetada y tumbar una dinastía, para que estuviera sexualizado tendría que hacer lo mismo pero con posturas sugerentes, tal y como está Ojo de Halcón en la imagen. ¿Habéis visto alguna vez un personaje masculino en esa posición? No. No es natural y queda mal.

Ojo aquí, cambiadle el género a esa imagen, poner a Kate en lugar de a Clint. ¿A que ya no es una postura tan artificial? Pues os equivocáis. Sigue siendo igual de forzada pero estamos acostumbrados a ver a un personaje femenino haciendo poses para resaltar sus encantos. No es que sea más natural si la pose la realiza una mujer, es que tenemos asumido que es una postura habitual porque las estamos viendo continuamente así, con poses imposibles para que el público objetivo tenga a su heroína favorita mostrando su escote de manera sugerente.

Sin embargo, aunque el tema es interesante, me estoy desviando. Me voy por otras ramificaciones de este asunto por la sencilla razón de que tampoco puedo aportar mucho más, es de cajón, los personajes masculinos en una inmensa mayoría no están sexualizados, y no digo todos porque ya está Japón para las excepciones y lo más seguro es que sea en un ambiente cómico, reivindicativo o erótico. No se hace en serio porque las desarrolladoras creen que el grueso del mercado es masculino. No creo que Dead or alive tenga esos personajes porque las mujeres en bikini son esenciales para la trama, ni que se gastasen el dinero en un motor de físicas exclusivo para el movimiento de los pechos porque era vital para la mecánica jugable. Es una táctica para atraer a su público objetivo.

Por eso no hay personajes masculinos convertidos en un objeto sexual, porque en este medio para nuestra desgracia se tiende a ignorar el sector femenino en casi todos los aspectos.

Y si no hay público objetivo, ¿para qué van a sexualizar nada? Es de cajón, a Kratos se le diseño así para que nos sintamos y deseemos ser él, a Katarina solo para que nuestra mirada vaya del culo al escote y de vuelta al culo. ¿Se entiende la diferencia? Una fantasía de poder y una sexualización, es una diferencia obvia.

Con eso en mente poneos a pensar en todos esos personajes masculinos que enarboláis como ejemplos como Dante, Kratos, Dracula o Alucard y mirad si de verdad los veis sexualizados y no como simples fantasías de poder.

Por supuestos sentíos libres de comentar para dar más ejemplos o dar a conocer personajes masculinos que si creáis que lo están, si es que conocéis alguno que de verdad lo este.

tumblr_nctt9japfx1qh7h7go1_r1_500
Venga, que os he encontrado un personaje masculino sexualizado. Fuente original