James Bond está a punto de enfrentarse a su mayor nemesis, Francisco Scaramanga, un reflejo oscuro del propio agente británico. Se verá envuelto en un duelo contra Scaramanga para conseguir la tecnología que puede salvarnos de una crisis energética.

¿Cómo es posible que James Bond caiga bien? En cualquier otra película sería el malo, o peor, el lugarteniente gracioso del malo.

Admito que Roger Moore tiene carisma para parar un tren y enviarlo a 1757, pero sobre el papel James Bond es un capullo misogino de mucho cuidado y del que no te puedes fiar ni un pelo. También ayuda tener al gran Constantino Romero para darle su voz.

Estaréis comprobando con estas líneas que es mi primera aproximación a los James Bond anteriores al bueno de Pierce Brosnan, y no sé porqué me ha sorprendido tanto la actitud de Bond y de la propia película frente a las mujeres, si una de las características del personaje es su machismo anquilosado, pero creo que se puede achacar que en la actualidad se considera un rasgo negativo y en esta película lo tratan como algo normal, e incluso se premia en cierto modo.

Lo iría señalando a lo largo de la película pero es constante, si aparece una mujer, Bond va a meter sus “sabias” perlas. Mete en un armario a una compañera para acostarse con otra al son de: “Es por trabajo luego vuelvo a darte a ti”

Resulta curioso lo forzado que me parece que haya mujeres interesadas en él, y mucho menos todas y cada una de las mujeres, si dan ganas de darle una paliza. Va a interrogar a una aliada de Scaramanga y se pone a espiarla con descaro en el baño y luego le da de bofetadas.

Resumiendo esta sección para que no ocupe toda la entrada. Esta película la estrenan hoy y linchan a todos los involucrados, es un mensaje horrible para con las mujeres, que la que más interviene acaba provocando la lucha final y esta siempre queriendo que Bond se acueste con ella aunque se ofende cada vez que la toman por el pito del sereno.

No sé vosotros pero a mi me gusta una mujer y me trata como si fuera una farola y un consolador que se puede tirar, lo siguiente que hago es mandarla muy lejos. Porque Bond se comporta así por dos cosas: la primera es que es un machista de cuidado y la segunda es que nadie se lo recrimina.

¿Cómo va a aprender si hace lo que le viene en gana y le ríen las gracias?

Pero vamos a ponerla en su contexto, cuesta bastante pero vamos a mirarla con los ojos de hace cuarenta años (Esto con Blancanieves no es tan difícil).

Roger Moore se come la película, eso es así, tiene carisma y le dan frases y momentos como para que te olvides de lo horrible que es su personaje.

Sin embargo, Christopher Lee esta soberbio a un nivel que parece que le han recortado escenas solo para que no se note tanto que Lee supera en todo a Moore (Por algo tendría que haber sido el James Bond original).

Incluso el habitual prólogo de la saga se lo dedican por completo a Scaramanga, estableciendo que Tic-Tac (El subordinado de Scaramanga) realiza pruebas para asesinar a Scaramanga y quedarse con su dinero, pero sin tenderle trampas, siempre le da oportunidades a ambos.

Esto me llevaba a pensar que la película trataría sobre Tic-Tac manipulando a James Bond para que asesine a Scaramanga, pero se queda en nada, salvo en el clímax dónde le da una indicación a Bond y ya.

Creo que se debió a una reescritura, porque tiene un agujero de guión en la zona central cuándo la amante de Scaramanga admite que ha sido ella la que ha atraído a Bond cuándo en una escena anterior se niega a colaborar. Es una escena que me chirría tanto que me imagino que la idea original era que Tic-Tac jugará a dos bandas para quedarse con la fortuna de Scaramanga.

Fuera de esto la película esta muy bien construida, es ágil y va de un punto al siguiente sin prisa pero sin pausa. Tiene sus cosas caducas en las escenas de acción debido a la época, pero es muy divertida.

La acción es entretenida y agradable de ver. Se toman en serio la muerte, si muere un personaje no se ríen o les da igual, se da un momento de calma para que cale y luego sigue con la aventura.

Lo digo por cierta escena en el “estadio” de boxeo, que es muy sobria y el duelo dialéctico es muy tenso, pero justo después a Goodnight (El interés amoroso número 89654865451564654 de Bond) la tiran a un maletero en el que casi se mete ella sola, seguido de una persecución divertida y absurda, de coches saltando por puentes rotos y coches que se convierten en aviones.

Controlan muy bien el tono en ese aspecto, cada momento esta construido con el tono apropiado y evoluciona de uno a otro con total naturalidad.

Tengo la sensación de que todas las películas de la saga que voy a ver de esta etapa van a contar con lo mismo, películas muy bien contadas de aventuras ligeras que se toman en serio lo justo y necesario para no ser una parodia.

Si lográis no morir de la bilis al ver el comportamiento de Bond y la ausencia de todo castigo por el mismo, te encuentras con una película entretenida y divertida. Tiene a Christopher Lee ¿Qué más se puede pedir?