Hace cincuenta años la Tierra sufrió una invasión que estuvo a punto de extinguir a toda la raza humana. Una flota inmensa de la raza denominada Insectores ataca con furia a las fuerzas terrestres.  El piloto Mazer Rackham en un ataque que le costo la vida, destruyo toda la flota de un solo golpe. Hoy, la humanidad ha dejado de lado sus diferencias y se prepara para un segundo ataque de los Insectores. Utiliza a los niños como la próxima generación de comandantes, dada su facilidad para asimilar datos complejos. De esos niños, uno parece destacar.  Ender puede ser la última esperanza de la humanidad.


Estamos ante un producto al que se le nota mucho la tijera. Ya puede ser de presupuesto o de montaje, pero se le nota mucho que le falta tiempo para poder desarrollarse como debe. Ese problema acaba pensando sobre el ritmo de la película. Empieza bien, avanza de una forma pausada pero siempre obteniendo nuevos datos y nuevas interacciones. No se detiene en ningún momento. Pero llegado a cierto punto el ritmo se dispara. Pero no porque ya no quede historia y se centre en la acción. La historia cuando el ritmo se acelera sigue necesitando tiempo para explicarse, y la película no se lo da.

De este modo, la parte de los combates espaciales, todo el dilema moral y ético que sufre Ender y su evolución como comandante de una flota virtual queda totalmente destrozada por falta de tiempo. Apenas le da minutos para que sintamos lo que sufre. Ojo, no digo que esto no quede patente en la historia, si que aparece todo reflejado pero no se le dedica suficiente atención y desarrollo para que podamos involucrarnos. Pasamos de dos tercios que avanzan rápidamente pero que cumplen, para meternos en un tercero que esta tratando de meter un desarrollo de una hora en media.

Además, tiene el mal habito de sacar cosas interesantes y luego olvidarse. El juego que tiene Ender, que sirve para evaluar su estado mental, llega, te propone algo muy interesante, y se va. Y Ender no parece preocupado por su desaparición, ni se vuelve a hacer mención de él. Tampoco vemos demasiado como Ender demuestra su inteligencia, queda siempre  en contexto. Siempre que hace gala de su mente esta queda en segundo plano. No veo problema en que sea sutil, pero al mismo tiempo nos dicen que Ender es el mejor, que tiene las mejores notas. Y yo no noto que Ender me haya demostrado eso en clase. Me lo demuestra a la hora de enfrentarse a abusones, pero no en la escuela de batalla.

La película funciona. Funciona como un reloj si haces el esfuerzo de verla rellenando los huecos. Pero le habría beneficiado, y mucho, haber sido dividida en dos películas. Una para todo el proceso de la Escuela de Batalla, veríamos a Ender superando a sus compañeros, convirtiéndose en una figura de autoridad (en la película en una escena Ender dice que su superior acabará saludándolo y en cinco minutos le ascienden), y se le daría el peso suficiente a los hermanos, porque esta claro que la película le da un peso que luego no puede tener. Y una segunda parte que se centre en los problemas éticos y morales que esta sufriendo Ender en su entrenamiento como comandante de la flota virtual.

Darle espacio y tiempo para respirar, que veamos a Ender sufrir día a día teniendo que “jugar” a matar a todos los Insectores, pero que sienta la presión de hacerlo en la realidad en un futuro cada vez más cercano. Porque Ender acaba amando a los Insectores, los comprende tan bien que no puede combatirlos sin sufrir, porque ha llegado a entender su comportamiento. ¿Por qué atacaron la Tierra? Buscaban nuevas colonias, no se esperaban a la humanidad, y Ender se pregunta  por qué no volvieron a atacar y llega a la conclusión de que no les interesa un enfrentamiento. Podrían haber entablado emisarios diplomáticos, pero la humanidad esta sedienta de sangre y se nota. Esta herida por el primer golpe y quiere devolver el golpe para evitar futuras guerras en lugar de tratar de usar la diplomacia.

En eso la película, y seguramente es cosa del libro, tiene una gran baza. Por primera vez veo que la diplomacia puede ser una vía valida. Todos podemos nombrar media docena de películas donde los personajes exigen usar la vía diplomática y sabemos que no va a ningún lado, que es una forma de validar la opción violenta. Con Ender no pasa eso, en Ender sabemos que puede llegar a funcionar con solo un poco de esfuerzo. Pero no le dan la oportunidad.

Es de los puntos más interesantes de la película, por lo que es una lastima que no le den la atención que merece. Por eso, con una película para ella sola, podríamos haber sentido la paradoja que sufre Ender, de ser el único que busca la paz y al mismo tiempo sea el causante de la extinción masiva de los Insectores. La película lo intenta y queda a medio gas, es cosa del espectador montar todo lo que no muestra para que haga el efecto deseado.

No voy a seguir con los fallos, pocos le quedan ya, y como he dicho, no es culpa del director o el guionista, se nota que es falta de presupuesto para hacer algo mucho más largo. Así que vería injusto seguir mostrando los aspectos negativos que han sido provocados por la falta de presupuesto y me meteré de lleno en los puntos más positivos de la cinta. Y esta película cuenta con muchos puntos buenos, es un gran entretenimiento, y lo que es mejor, es una gran película de Ciencia Ficción.

En estos días es complicado ver una buena película de ciencia ficción. El ejemplo más cercano de alto presupuesto es Total Recall y  Prometheus. La primera es un remake que se queda en buen intento y poco más, y la segunda es un guión desastroso. Así que El Juego de Ender es un oasis para los amantes del genero.

Nos muestra un futuro realista. Me creo que pueda llegar a pasar esto. La invasión es solo la escusa para un avance tecnológico de siglos en cuestión de décadas. Pero es muy probable que lleguemos a ese nivel tecnológico. Las naves, las estaciones espaciales. Incluso el uso de niños tiene su lógica. Sus mentes están en perpetua adaptación por lo que son prácticamente ordenadores vivientes si se sabe como aprovecharlos. Una pequeña anotación sobre esto: Ender en el libro tiene una edad muy inferior a la película, según recuerdo apenas cuenta con cinco o seis años en el libro.

También tengo que aplaudir que al fin dejamos las batallas espaciales que emulan los combates entre navíos de guerra en el mar y nos adentramos en un campo de batalla en tres dimensiones. Ender aprovecha todo para ganar. En un combate  en los anillos de hielo de un planeta, Ender ataca con drones sobre el hielo para atraer la atención de los Insectores y posiciona los destructores bajo el hielo para dispara atravesándolo. Gana usando el escenario ¿Cuántas veces habéis visto este tipo de batallas? Prácticamente nunca. Incluso George Lucas que gusta de ser original, dijo usar las batallas navales como ejemplo para sus combates espaciales entre grandes naves (La batalla de Courosant). Por eso me gusta tanto Ender, se aprovecha del mundo que ha creado, te trae nuevas ideas.

En la escuela de batalla tenemos esos enfrentamientos en gravedad cero (Muy bien realizados los efectos digitales) que funciona siempre en tres dimensiones. Arriba, abajo, izquierda, derecha y cualquier otra dirección. Ves a los estudiantes usando todas las ventajas posibles que le da su situación de ingravidez. Incluso las estrategias de Ender demuestran la originalidad de la película, y sobre todo la maestría de Ender para vencer usando la cabeza, incluso en situaciones de clara desventaja.

Este juego esta muy desaprovechado en la película.

Termino, porque empiezo a repetirme y no tengo mucho más que decir sin entrar a analizar el absurdo de que tarden cincuenta años en entender el funcionamiento de la sociedad de los Insectores. Es una película que debería verse al menos una vez en la vida. Y si eres seguidor de la ciencia ficción estoy convencido de que te va a gustar. A pesar de lo que pueda parecer, a mi me encanta esta película, la disfruto en cada visionado. Todos los problemas que puede tener de ritmo no hacen mella en esta película más allá de querer más y más de este universo.

Uno de los mejores ejemplos de genero en los últimos diez años.

Si necesitáis o queréis más información de El Juego de Ender, os recomiendo el Podcast de La Orbita de Endor. No solo analizan la película, también se fijan en la novela y dan un repaso general a todo el universo de Ender, precuelas, secuelas, sagas paralelas, de todo. Podéis escucharlo aquí.