Hiedra Venenosa tiene un plan que podría destruir el mundo. Batman y Nightwing necesitan la ayuda de su mejor amiga, Harley Quinn, para encontrar a Pamela y detenerla.

Esto era fácil de hacer. Harley ya es una antiheroina en su propia colección. En el universo Injustice es la mano derecha de Bruce. Incluso en la última temporada de la serie de animación de los noventa dejaban claro que Harley nunca ha sido malvada del todo y que toda su crueldad y mala conducta son fruto de estar atrapada en la espiral del Joker.

Había y hay material de sobra para poder adaptar bien algo como esto. Hacer una historia de Harley reformada y ayudando a salvar el mundo. Me encantaría ver eso, ver que Harley sin la contaminación del Joker es buena y quiere ayudar aunque a veces se le vaya la pinza.

Por el contrario tenemos una película adolescentes que no tienen nada claro que quiere ser. Los títulos de crédito son alocados y divertidos al estilo de una caricatura de Bugs Bunny,  la amenaza es típica de una película de DC, con drama, sangre y palabrotas, algunas escenas son humor absurdo de brocha gorda. No termina de adaptarse a un tono y no lo eleva todo lo suficiente para que la locura sea su marca. Parece un montón de escenas desligadas unas de otras y pegadas con una grapadora.

En una escena vemos a Batman “intimidar”, en otra hacer una broma sin gracia. Es como ver una parodia sin gracia de los personajes. Es Batman y Robin, pero mal hecho. Imaginaos el nivel, esto esta peor hecho que Batman y Robin. Al menos esta última te reías viéndola y parecía ser consciente de que quería ser. Esta película, sin embargo, va de adulta con sexo y violencia gratuita a tope para que se note que Warner es madura y no le preocupa hacer películas R.

La Broma Asesina ya era mala y machista a partes iguales degradando a los personajes femeninos, pero esta… De entrada a Harley la encuentran en una cafetería con camareras haciendo cosplay de superheroinas y supervillanas pero con menos ropa (Menos Power Girl, que no puede llevar menos ropa). La primera escena que vemos de Harley son sus bragas en primer plano.

¿Entendéis ya por dónde va mi mal humor?

Incluso le recriminan que este trabajando ahí, que lo hace porque en realidad quiere seguir siendo una villana.

Si algo ha caracterizado a Batman y, en menor medida, al resto de la familia, es que con ciertos villanos siempre han mantenido la esperanza de que cambiasen. Hay un número en que Bruce Wayne le construye un jardín botánico a Hiedra en Arkham porque tiene fe en que se puede reformar. La serie de animación tenía un capítulo dedicado a que Harley podía cambiar y Batman confiaba en ella.

Aquí sin embargo la tratan como basura, intentando chantajearla y burlándose de ella. Y podría tragar con un Nightwing gilipollas, pero es que en una escena Harley se queda en ropa interior y mientras lo hace la música cambia a un tema que parece salido de una película porno de los setenta.

De nuevo, todo parece enfocado a parecer adulto porque claro, han metido sexo.

El resultado real es que parece escrito por Michael Bay puesto hasta arriba de setas. Parece un guión fabricado para que los niños se sientan más adultos, lo cual es incomprensible porque es una película para mayores de 18 años no lo van a ver niños. Y aunque lo vieran los niños, los chistes de esta película les causarían un trauma.

¿En serio un chiste de pedos? ¡Es en serio!

Batman es un cretino. Nightwing es gilipollas. Pamela esta ninguneada por un tío planta, PAMELA. La Pamela que yo conozco habría troceado a Jason y lo habría usado de abono al primer intento de dominación. A esto me refiero, todo parece una tergiversación de los personajes, no es un cambio coherente, es para que la historia pueda funcionar. Los personajes originales no actuarían así.

Dejare una escena que para mi si funciona, por dejar un buen sabor de boca al terminar. Harley tiene un momento enternecedor con el científico de turno. En medio del caos que es esta película, ese simple momento tiene fuerza, corazón y funciona. Ojala toda la película fuera así.