El daño que le ha hecho el tiempo a esta película no se puede medir. Es asombroso como mi mente se ha esforzado en convertir este supositorio soporífero de dos horas en una película entretenida y emocionante, porque yo recordaba eso, una película emocionante e increíble. Espero que en unos meses cuando la vuelva a olvidar recobre ese regusto dulce de los mejores momentos y olvide el resto.

Podemos dividir a la perfección esta película en dos partes y no habría ningún problema a nivel narrativo en ninguna de ellas. Básicamente porque la parte humana es una película de asesinos de adolescentes sin más, y encima mal hecha. Por tanto vamos a analizarlas por separado para que así pueda disfrutar de forma plena de lo que me gusta.

Terminemos cuanto antes con los humanos. No sé podría ser más vago que el guionista que se encargó de los personajes. Ni uno interesante, competente o que, como mínimo, no fuera un cliché con patas. El Sheriff es un inútil hastiado de su trabajo  y que lo hace todo según el manual salvo que al guión le convenga lo contrario. Se le pierde un padre y un niño en el bosque y en tres horas se vuelve a su casa a dormir no vaya a ser que pierda horas de sueño el pobre. Llegan los militares y se fía de ellos, no vaya a tener que pensar demasiado, y al final muere por creer que el ejercito va a entrar en medio del pueblo a rescatarlos.

El “protagonista”, por llamarlo de alguna forma, es el típico malote de instituto que le fue mal en la vida, fue a la cárcel y ahora vuelve más sabio, o algo por el estilo. Él y la militar son los personajes con un mínimo de interés, no demasiado porque hacen lo típico en las películas de terror de meterse en embrollos sin venir a cuento pero son lo más soportable. Aun no entiendo porque no puede ir con el resto al helicóptero y tiene que quedarse a entretener a los bichos. Si están a tres metros, que lo veo al fondo del plano. Su plan tiene sentido cuándo hay cien metros de edificio y los bichos solo vienen de un lado. Esto solo sirve para alargar la película.

El hermano del protagonista, un Shia Labeouf venido a menos pero igual de insoportable. Comparte ese rasgo con su novia/amiga/tía a la que vigila en clase, ambos son los personajes que deberían morir a la primera, aunque sea porque se electrocutan afeitándose, lo que sea para que dejen de dar la brasa. A Shia del chino lo tenemos que aguantar toda la película, pero por suerte a la novia la parten por la mitad.

Y ya está, estos son los más “perfilados” de la película. El resto de personajes están definidos con una palabra, y a veces ni eso. Es increíble que en dos horas el que mejor me caiga sea un vagabundo que muere en los primeros veinte minutos. Es que es tan absurdo todo lo que vemos. Carece por completo de interés porque ya lo hemos visto mil veces y mejor hecho. En El Terror no tiene forma que es de serie B de los ochenta esta mucho mejor hecho y tiene treinta años, y la elijo a sabiendas porque tiene la mayoría de estereotipos que vemos aquí y todos son agradables y te ganan al primer encuentro.

Resumamos la trama humana y me la quitó ya de encima. La nave de los Yautja (Predator) se estrella al lado de un pueblo. Los Xenomorfos y el Predalien escapan. Un padre y su hijo son infectados (Valiente decisión que muestren como le estalla el pecho al niño). Los Xenomorfos se esparcen por las alcantarillas, pero eso no es importante. Lo interesante es que Shia Labeouf no le gusta su trabajo repartiendo pizza, entrega una en la casa de la chica a la que espía en clase y se mete con su novio con el peor chiste/insulto que he escuchado en mi vida: Ya sé quien a encargado la extrasalchicha.

¿Eso es un insulto Shia? ¡En serio! ¿Tu inventiva no da más de si? Normal que te den una paliza, te la daría yo si te tuviera delante.

Al mismo tiempo llega su hermano que ha estado en prisión y trata de hacer lo mismo de siempre de ser una figura paterna demasiado tarde. El Sheriff que es amigo de la infancia del hermano lo trata de ayudar por los viejos tiempos. Luego una militar vuelve a casa y su hija no le hace ni caso porque solo ha crecido con el padre. Y más clichés, porque no había suficientes.

El Sheriff se va al bosque a buscar a los desaparecidos, pero tampoco se va a esforzar mucho no se vaya a cansar. Muere uno de sus hombres por hacer bien su trabajo y encontrar al padre y el niño. Shia y su hermano se meten en las alcantarillas a buscar las llaves que le han tirado a Shia por hacer esa clase de insultos. Y… todo es tan aburrido que a estas alturas me habría suicidado de no tener las escenas con el Yautja y los xenomorfos.

Al día siguiente encuentran al ayudante del Sheriff despellejado, la acosada por Shia le seduce y queda con él y cosas igual de interesantes pasan por el resto de tramas pero como comprenderéis a mi me da absolutamente igual que a la chica le parezca mono que un perturbado la observe seis horas diarias, o que el Sheriff no sepa llamar a los federales tras encontrar un cuerpo despellejado y colgado a doce metros del suelo. Si el guionista no se esfuerza yo no me voy a dignar a poner interés en sus vidas.

Cae la noche y al fin ocurre algo bueno. Se va la luz, como en toda buena película de terror, no vayamos a poder ver las muertes. A Shia, la acosada, el ex de la acosada y sus amigos los ataca un Xenomorfo en la piscina. Mata solo a dos y  eso me deprime un poco, pero ya tenemos carnaza. Se dan cuenta de que algo no va bien, a nadie parece extrañarle que haya un bicho de dos metros diez con cabeza en forma de pene, pero lo achaco a que se han leído el guión.

Van a una armería. Todavía no tengo claro porque, ya que solo se ha visto un bicho y no lo ha visto todo el mundo. Para cualquiera con dos dedos de frente puede ser un asesino, no necesitas un ejercito para sobrevivir a un asesino, solo coger un coche e irte del estado, pero entonces la película se terminaría muy pronto.

No olvidemos a la madre militar con la hija que no le hace caso. A estas alturas a su marido lo ha matado la ironía y ellas se han topado con el loco que hay en todas las películas de apocalipsis y que aquí sale a hacer bulto porque argumentalmente no tiene sentido que ya haya chiflados armados. Su único propósito es mostrar a la militar que el Yautja solo ataca a personas armadas.

Todos los personajes se juntan en la armería junto a la carnaza. Llega la Guardia Nacional y la destruyen los xenomorfos. Se monta un tiroteo en la armería. Muere el ex de la acosada y yo aplaudo de gusto al ver como se derrite su cara. Todos se van corriendo, les hablan de la extracción en el centro del pueblo. Se separan en dos grupos: Los que se fían del militar raro de la radio y los que no se fían del militar raro de la radio. El protagonista, la militar, Shia y la acosada se van con un carnaza al Hospital para usar el helicóptero mientras el resto se van al centro del pueblo. Como todo el mundo sabe es muy fácil de defender una plaza abierta sin coberturas. Mucho más fácil que un edificio cerrado a cal y canto, donde va a parar.

Los que nos interesan llegan al hospital, el carnaza muere a la primera. La acosada acaba partida por la mitad por un daño colateral del Yautja. A Shia le atraviesan el pecho pero sigue viviendo, conveniencia del guión. Y todos (Los cuatro que quedan vivos) consiguen huir en el helicóptero antes de que el ejercito destruya el pueblo con un arma nuclear.

Fin.

Aunque cueste creerlo, es un tostón. Los personajes son insípidos, sin carisma. Apenas son marionetas para la historia. No me afectaría tanto que lo fueran sino fuera porque la película se obceca con ellos, los tiene en pantalla de forma continua. Me saca de un combate a muerte para mostrarme su avance y no me interesa su avance. A mi como si se los come el Yeti, que aparezca de entre los árboles el abominable hombre de las nieves se los coma y se vaya sin explicar nada a nadie. Me dan absolutamente igual.

Entiendo que le den tanto peso a los humanos, en Aliens. El Regreso, no teníamos escenas con los Xenomorfos, todo era seguir a los marines y a Ripley. Pero ellos estaban bien escritos, bien interpretados, eran agradables y darías un brazo por ellos aunque fueran igual de planos. Aquí no, aquí tenemos a Shia Labeouf de los chinos y poco más. Ni siquiera parecen ponerles ganas. He visto Sharknado y veía más profesionalidad allí que aquí. EN SHARKNADO.

Y es lo que decía más arriba, el argumento es de Viernes 13 o cualquiera de sus sucedáneos. Podríamos cambiar al Xenomorfo por cualquier asesino, plaga o zombie y la película sería igual. Tienes bichos del espacio y a la gente le da igual, como si son Oompa Loompas.

Por suerte para mi está película tiene algo que la redime en parte. Todos los minutos del Yautja son una delicia para cualquier seguidor de su mitología. No se adentra demasiado en la cultura, pero si lo suficiente como para que se nos haga la boca agua. De entrada tenemos a un Yautja veterano, curtido en cacerías anteriores, con una docena de mascaras. Hablamos de un ejemplar maduro. Para que comprendáis el porque de mi excitación ante esos datos, los Yautjas vistos en Predator y Predator 2, y en la película anterior a esta, eran aprendices. Estaban en sus primeras cacerías o incluso en su iniciación.

Un Yautja primerizo es temible así que la idea de seguir los pasos de un Yautja de élite hace estallar mi imaginación. Todo lo que vemos en pantalla nos indica que esta curtido en mil batallas, no esta aquí para cazar, está para exterminar. Eso también es curioso pues los Yautjas son cazadores por naturaleza pero este viene a la Tierra a evitar que el Xenomorfo se propague. Por eso va eliminando todas las pruebas a su paso. Sigue las pistas del accidente de la nave. Tiende una emboscada en las alcantarillas. Incumple las reglas de cacería, como matar siendo invisible.  Vemos en él otra parte de la cultura de los cazadores.

Y a alguien curtido, su rostro esta destrozado por las cicatrices, porta un sin fin de herramientas. No va a caer fácilmente. ¿Empezáis a ver porque me enamora esta parte de la película? Tengo lo que siempre he soñado, una película que ahonda en los Yautjas hasta tratarlo como un protagonista más. Llevó años esperando ver representado el arco de una humana en una nave Yautja conviviendo con ellos, y esto es lo más cerca que he estado hasta la fecha.

Un Yautja guerrero al que vemos como nunca antes y para añadir más leña tenemos al híbrido, la afrenta máxima en la cultura de los cazadores. El enfrentamiento que tienen estos dos demuestra fuerza bruta. Dejan de lado cualquier tipo de inteligencia o sutilidad y van cuerpo a cuerpo como dos mastodontes. Todos sus encontronazos son para enmarcarlos. Lástima que estén tan mal rodados y sean tan breves.

Ya que te esfuerzas tanto en los efectos prácticos, los disfraces del Predalien y el Yautja son impresionantes, te crees que son alienigenas. Son de los mejores efectos que ha tenido la saga. Por eso es aun más molesto que apenas se vea nada, las escenas son tan oscuras y la camara tiembla tanto que tendrás suerte si ves algo. Ya os digo que esta película la he disfrutado más por lo que intuyo que esta pasando que por lo que veo. El combate en las alcantarillas es impresionante y el momento en que el Yautja ahorca a dos xenomorfos con las manos es épico, pero esta rodado de una forma desastrosa. Más tarde en el Hospital, con la infestación más rápida de la historia, tenemos a los bichos en un entorno negro, cuándo ellos son negros. Conclusión: No sé ve nada.

James Cameron tenía un nido en una época en la que no había trucos para aumentar la visibilidad y se veía todo. No te perdías detalle de lo intrincado de las construcciones de los aliens, y podías verlos camuflados en la pared si prestabas atención. Aquí tienes suerte si puedes ver a uno que este frente a ti.

Una auténtica lástima que con tanto potencial se decidieran a tirarlo todo a la basura. Tenían un pueblo, un Yautja maduro, un híbrido, a los xenomorfos, a la Guardia Nacional. Lo malgastan todo. Vergonzoso lo de la Guardia Nacional. Tienes a soldados que pasan frente a animales de dos metros y medio y no los ven para que la cámara pueda obtener su toma impactante. Aniquilan a todo un pelotón fuera de cámara. Esa tendencia en especial es la más insultante, la mayor parte de la acción no se muestra. No puede ser falta de presupuesto, los trajes que llevan los bichos son los mejores que he visto, así que me inclino a pensar que es falta de talento. Los directores no son capaces de crear escenas de acción buenas y prolongadas así que prefieren obviarlas con un recurso narrativo que da vergüenza ajena.

¿Qué podría salir mal? Esa es la pregunta que he puesto en la información de la entrada.

¿Qué podía salir mal? Todo.

Aquí podéis haceros con ella si aun no la tenéis en vuestra biblioteca.

Aliens vs Predator 2 [Blu-ray]